Sexto Congreso nacional de la CMR: los marxistas venezolanos a punto de un salto cualitativo.

Versión para impresoraVersión para impresoraSend by emailSend by email
Autor: 
Corriente Marxista Revolucionaria - Venezuela

Después de un excelente evento de instalación el viernes 15 de mayo en el salón de actos principal de SIDOR, el 6º Congreso nacional de la Corriente Marxista Revolucionaria se inció el sábado 16 en la Sala A del edificio de Recursos Humanos de la planta siderúrgica. El propio hecho de que el congreso se celebrara en la siderúrgica guayanesa, recientemente renacionalizada como resultado de la lucha feroz de los trabajadores sidoristas, es una muestra de las raíces que la CMR ha hechado dentro del movimiento revolucionario. La atmósfera era de entusiasmo, pero también de expectativa. Los camaradas estaban ansiosos de participar en las discusiones del congreso y para ver qué decisiones se iban a tomar. 

Desde el principio se podía sentir que este congreso abría un nuevo capítulo en la construcción de la CMR. Empezando con un pequeño núcleo de camaradas en diciembre del 2003, la CMR se ha desarrollado en una organización que si bien todavía es relativamente pequeña, está presente en la mayor parte de las regiones del país, y que ha construido importantes puntos de apoyo en sectores clave del movimiento obrero y sindical, en el movimiento de fábricas ocupadas, y en el movimiento estudiantil y en las filas del PSUV y la J-PSUV.

140 camaradas asistieron al congreso durante el fin de semana provinientes de 11 estados de todo el país:  Caracas (D.F.), Anzoátegui, Monagas, Portuguesa, Miranda, Lara, Vargas, Bolívar, Mérida, Táchira y Zulía. La celebración del congreso en Ciudad Guayana, en el oriente del país, significó que muchos camaradas, incluyendo las delegaciones de Táchira, Mérida y el Zulia, tuvieron que viajar más de 20 horas en bus para poder participar en el congreso.

La composición de los participantes, delegados e invitados, también da una indicación de la implantación de la CMR en el movimiento revolucionario. Presente en el congreso estaba una amplia delegación de activistas obreros de la industria automotriz y autopartistas del estado Anzoátegui, no solamente de Mitsubishi y Vivex, dónde nuestros camaradas juegan un papel dirigente, sino también de la planta de Macusa, cuyos trabajadores la tomaron recientemente. También había una importante delegación de obreros de Inveval, la fábrica bajo control obrero en el estado Miranda, así como camaradas de Pdvsa Monagas y Pdvsa Zulia. También participaron obreros de las grandes plantas de la indústria básica del estado Bolivar, incluyendo a los militantes del Frente Revolucionario de Trabajadores Siderúrgicos de SIDOR, además de obreros de CVG Ferrominera, Venalum y Alcasa. Se recibieron disculpas de los trabajadores de las empresas ocupadas Franelas Gotcha e INAF, que no pudieron enviar a ningún representante. 

La impresionante composición obrera del congreso estaba complementada por una participación igualmente impresionante de jóvenes estudiantes, obreros y activistas de la Juventud PSUV. De Táchira participó un grupo numeroso de jóvenes, incluyendo Freddy Acevedo, un conocido dirigente jóven del PSUV en el estado, además de una delegación del Comando Estudiantil Simón Bolívar que asistieron como invitados. De Miranda, Mérida y Caracas también participaron una serie de dirigentes regionales de la J-PSUV, que han ingresado en la Corriente recientemente. También había una delegación de jóvenes estudiantes de la UBV de Ciudad Bolívar. 

Aparte de esta combinación de jóvenes y obreros, también es importante destacar la presencia de un número de veteranos activistas del movimiento revolucionario venezolano. Algunos de ellos habían militado en el pasado en el MIR, en el PCV, en la Causa R o en otras organizaciones de izquierdas. Lo que todos ellos tienen en común es que se mantuvieron fieles a la causa revolucionaria durante los años más difíciles después de la caída del estalinismo cuando la mayoría de los dirigentes de estas organizaciones traicionaron. Este es el motivo de que ahora hayan encontrado su lugar en las filas de la CMR. 

Por último, pero no por ello menos importante, tuvimos la presencia de una serie de invitados internacionales y extranjeros residentes en Venezuela, de Brasil, México, Dinamarca, Gran Bretaña y España. Los camaradas colombianos, que están dando los primeros pasos hacia la construcción de una sección de la CMI, no pudieron asistir por motivos de seguridad y de visa. 

Discutiendo perspectivas

hpim6113.jpgLa primera sesión del sábado fue la discusión sobre perspectivas mundiales, presentada por Jorge Martín del secretariado de la CMI. El documento de perspectivas había sido preparado de antemano y distribuido a todos los militantes y discutido previamente en todas las células de la organización, además de elegir a 43 delegados. 

Jorge explicó la profundidad de la actual crisis del capitalismo, aunque señaló que no existe una “crisis final del capitalismo”, “a no ser que la clase obrera tome el poder, el capitalismo va a salir de ésta crisis, cargándola sobre las espaldas de los trabajadores”. También insistió en que ésta es una clásica crisis de sobreproducción que ya ha tenido un impacto muy importante en la consciencia de millones de trabajadores en todo el mundo. Ya se han realizado una serie de huelgas generales en países como Grecia, Italia y Francia, y también estamos viendo luchas defensivas muy duras, incluyendo ocupaciones de fábricas. El periodo en el que hemos entrado es uno de revolución y contra-revolución, de intensificación de la lucha de clases, de guerras y conflictos entre las naciones, en que las organizaciones tradicionales del movimiento obrero, políticas y sindicales, se verán transformadas de arriba abajo, abriendo enormes oportunidades para las ideas del marxismo revolucionario, a condición de que seamos capaces de construir una organización de cuadros firmemente enraizada en la clase obrera. En esta sesión hubo numerosas intervenciones sobre un amplio abanico de temas, incluyendo la situación en los EEUU después de la elección de Obama, la situación en Colombia dónde vemos una ofensiva de la clase obrera, la teoría de la revolución permanente, etc. 

A continuación se dio un informe del trabajo y los avances de la Corriente Marxista Internacional en el último año, con especial atención al desarrollo de nuestro trabajo en el continente americano, dónde hemos pasado de tener un solo grupo de camaradas en México hace diez años a tener ahora camaradas en los EEUU, Canadá, México, Honduras, El Salvador, Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil y Argentina, así como simpatizantes y camaradas cercanos en otros países. 

Al informe internacional le siguió una colecta entusiasta, que consiguió la cifra impresionante de más de BsF 10.000 (unos US$2150), más del doble que en el anterior congreso, demostrando que la CMR se construye firmemente sobre la base de las mejores tradiciones de sacrificio revolucionario del movimiento obrero. 

Por la tarde hubo una discusión sobre la revolución venezolana y sus perspectivas, con una introducción de Leonardo Badell. Leonardo insistió en que la revolución bolivariana, a pesar de haber logrado importantes avances en el terreno social, todavía no está completada. La economía sigue siendo una economía capitalista, y el estado sigue siendo, fundamentalmente, el mismo estado capitalista de la IV república, como se demuestra con los ejemplos del sabotaje de la burocracia contra los obreros de Inveval, el asesinato de los obreros de Mitsubishi a manos de PoliAnzoátegui, y muchos otros. A no ser que se superen estos obstáculos, la revolución se enfrenta al peligro de ser derrotada. Venezuela está siendo duramente golpeada por la crisis internacional del capitalismo, lo que pone fin a la ilusión de se puede construir el “socialismo petrolero”, es decir, que se puede financiar el progreso social con los ingresos petroleros, sin enfrentarse al problema de la propiedad de los medios de producción. La oligarquía ahora mismo se encuentra debilitada en su capacidad de movilización, después de su derrota en el referéndum de la enmienda constitucional. Incluso cuando uno de sus dirigentes más destacados, Rosales, fue acusado de corrupción y huyó del país, la oposición no fue capaz de movilizar a su base en las calles de manera significativa. El principal peligro de la revolución se encuentra dentro de las filas del movimiento bolivariano, el peligro de la burocracia contra-revolucionaria y de los sectores reformistas de la dirección que no confían en la capacidad de la clase trabajadora y el pueblo revolucionario para avanzar hacia el socialismo en el que realmente no creen. Es la clase obrera la que debe tomar la iniciativa y ponerse al frente de la  revolución, expropiando la tierra, los bancos y las principales industrias bajo control de los trabajadores, y organizar un nuevo estado base en los consejos de trabajadores y los consejos comunales para gestionar todos los asuntos públicos. 

El debate fue muy vivo, con la participación de camaradas de diferentes partes del país. El hilo común de la mayoría de las intervenciones fue la creciente frustración e impaciencia del pueblo revolucionario y particularmente de la clase obrera en la medida en que los discursos sobre el socialismo no se traducen en hechos. Los camaradas de Inveval, PDVSA, Mitsubishi, describieron la lucha de los trabajadores, refutando la cantinela reformista de que “la clase obrera no tiene la capacidad o la conciencia para avanzar hacia el socialismo” o incluso de que en Venezuela la clase obrera no existe (!!).

Informe organizativo y tareas

cmr_instalacion_098.jpgEl camarada Pablo Cormenzana presentó el informe organizativo, explicando tanto los avances del último año como los desafíos a los que se enfrenta la CMR. Pablo resumió las actividades e iniciativas de la CMR, empezando por la espectacular gira de actos con Alan Woods en el mes de junio del 2008, que visitó 10 estados del país, con una audiencia total de 4.500 personas en los eventos. Después de eso, en el mes de setiembre, los camaradas de la CMR hicieron una intervención a gran escala en el congreso fundacional de la J-PSUV, en el que presentaron un documento programático a los 1300 delegados juveniles asistentes. Esta intervención fue seguida del Encuentro de Jóvenes Marxistas, con la participación de 85 jóvenes del todo el país, que se realizó en Vivex, la planta autopartista ocupada por sus trabajadores en Barcelona. 

En noviembre, los camaradas organizaron una conferencia sindical de la CMR con unos 70 activistas obreros que fortaleció la presencia de la CMR en los diferentes sindicatos y puestos de trabajo. Así, pudimos organizar reuniones similares en el Zúlia y con los obreros de Sidor en Bolívar.

Pablo también explicó la enorme autoridad que se ha ganado la CMR a través del trabajo de las fábricas ocupadas. El Freteco ha sido una herramienta vital en ese sentido. Empezando en Inveval, hemos sido capaces de conectar con los trabajadores de otras fábricas ocupadas como INAF, Gotcha y en Vivex, que fue ocupada en noviembre y que fabrica vidrios para la industria automotriz. 

Los camaradas de la CMR en la planta de Mitsubishi en Barcelona, Anzoátegui, han desarrollado un trabajo ejemplar. La ocupación de la planta se prolongó por unos dos meses, incluyendo un intento fallido de desalojo por parte de PoliAnzoátegui en 29 de enero que dejó dos trabajadores muertos. Al final los camaradas llegaron a un acuerdo con el patrón, bajo fuerte presión del ministerio del trabajo. Aunque este acuerdo representa una victoria parcial para los trabajadores, que ganaron bastantes de sus reivindicaciones, los camaradas insistieron que no era más que una tregua en la guerra contra los capitalistas multinacionales. 

Los camaradas además han dedicado bastante esfuerzo a la publicación y distribución de literatura marxista. En la feria del libro de Caracas en noviembre del 2008 los camaradas batieron un nuevo record, vendiendo material por valor de BsF 13.500. El último libro de Alan Woods “Reformismo o revolución – una respuesta a Heinz Dieterich” ha vendido más de 1.500 ejemplares en Venezuela y ha sido recomendado públicamente por el presidente Chávez en varias ocasiones. Los camaradas también aprovecharon el congreso para lanzar el nuevo libro de Pablo Cormenzana, “La Batalla de Inveval”, que describe en detalle la historia de la ocupación y expropiación de esta fábrica de válvulas que ahora funciona bajo control obrero y saca las lecciones más importantes de esta lucha.

Estos son solo algunos ejemplos que dan una idea del trabajo de la CMR en el último año, a los que se añadieron los informes del trabajo de cada una de las células de la CMR en los diferentes estados y fábricas.  

Chpim6086.jpgomisiones sobre el PSUV, el movimiento sindical, finanzas y el periódico
El domingo se dedicó a mesas de trabajo sobre los diferentes aspectos del trabajo de la CMR. En una de ellas se hizo un balance del último año desde el congreso fundacional del PSUV, por parte del camaradas Euler Calzadilla, que explicó la intervención de los marxistas en el partido y en su organización juvenil. La comisión era especialmente importante en vista del plan para un nuevo congreso del partido en el mes de setiembre. La CMR luchará por asegurar que éste congreso sea auténticamente democrático y que la discusión sea sobre la base de las ideas, al mismo tiempo que propone un punto de vista marxista revolucionario en el mismo. 

En la comisión sobre el periódico de la CMR, Leonardo Badell explicó cómo El Militante, ha crecido desde un bimensual con una tirada de 1.000 ejemplares a un mensual con un tiraje de 5.000 ejemplares lo que nos permite llegar a una audiencia mucho mayor a nivel nacional. También insistió en la necesidad de fortalecer una red de corresponsales obreros en todas las fábricas. 

Las otras dos comisiones dieron una visión muy buena del trabajo de la CMR en el terreno de las finanzas y del movimiento obrera. La comisión sindical fue particularmente viva en la medida en que se ponían en común las experiencias de la lucha obrera en todo el país, demostrando en la práctica cómo la clase obrera venezuelana está a la vanguardia de la clase obrera mundial dessde el punto de vista de su conciencia de clase, y cómo en realidad lo que le falta es una dirección a la altura de las circunstancias, ya que todas las facciones de la dirección de la UNT están implicadas en disputas personalistas. Nelson Rodríguez de Inveval, Yeant Sabino de Vivex, Félix Martínez de Mitsubishi, la camarada de Pdvsa en Zulia, todos insistieron en esa idea y explicaron que en realidad los obreros de base anhelan la unidad sobre la base de un programa de lucha. La comisión también discutió el II Encuentro Latinoamericano de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores a realizarse en Caracas el último fin de semana de Junio, y que también debería usarse como foro para discutir la situación del movimiento sindical venezolano y la necesidad de la unidad sobre la base de la lucha por el socialismo. 

Clausura

El domingo por la tarde finalmente el congreso llegó a su fin. Antes de la clausura por parte de los delegados internacionales, los organizadores del congreso expresaron su agradecimiento a los camaradas del Frente Revolucionario de Trabajadores Siderúrgicos cuya ayuda fue crucial para poder celebrar el congreso en SIDOR. Los camaradas obsequiaron al FRTS con dos libros marxistas, y ellos expresaron su entusiasmo sobre el congreso, felicitaron a la CMR por su trabajo en el último período y el camarada que habló en nombre del Frente se comprometió a construir una célula marxista en la planta. También se realizó una colecta en apoyo a los trabajadores de Vivex, que llevan más de 6 meses de ocupación, que consiguió más de BsF 1.100.

Posteriormente, Juan Ignacio Ramos de España y Jorge Martín del secretariado de la CMI hicieron unas reflexiones finales. Juan Ignacio señaló que llevaba dos semanas en Venezuela, pero que el sitio dónde había podido sentir el pulso revolucionario de manera más fuerte era precisamente en el congreso de la CMR. “Este congreso está muy lejos del ambiente que se respira en los ministerios o entre los funcionarios burócratas, aquí se sienten las auténticas aspiraciones revolucionarias de las masas explotadas”. 

Jorge Martín recordó a los asistentes el enorme camino recorrido desde el modesto inicio de la CMR en diciembre del 2003. Sin embargo, esto es sólo el inicio. La CMR, como parte de la CMI, todavía está luchando por ampliar su núcleo de cuadros y agrupar en sus filas a los mejores elementos de la vanguardia del movimiento revolucionario. Solo una Corriente Marxista Revolucionaria fuerte en el PSUV y en los sindicatos podrá asegurar que la clase obrera complete la revolución de manera decisiva, expropiando el poder económico de la burguesía, los banqueros y los latifundistas.

Después de estos discursos, el congreso se cerró con un emocionante canto de la Internacional, el himno de la clase obrera del mundo. 

Galería de fotos del Congreso.